13 MUESTRA SYFY: DOMINGO

El domingo fue, sin discusión, el día más potente de la 13 Muestra Syfy y vino a salvar el agridulce sabor del viernes y el sábado.

La gran sorpresa vino con Demon, comedia negra polaca ambientada durante una boda, que en mi humilde opinión hubiera quedado más vistosa si su (suicidado) director hubiera continuado la senda fantástica y tensa de sus primeras compases. En cualquier caso, divertida, extraña, plagada de polacos borrachos y posesiones.

Iba preparado, críticas horribles previas mediante, para enfrentarme a un bodrio found footage de proporciones épicas…pero fíjate tú, que Jeruzalem fue una sorpresa: horrible, absurda, mal actuada y muy tonta, pero tremendamente efectiva y divertida de pura chorrada que es. Monstruosas niñas aladas Medeiros persiguiendo árabes y turistas yanquis. Sublime

Otra tontería es Absolutamente Todo, que resulta simpática y agradable en todo momento (tener de protagonista a Simon Pegg siempre ayuda) pero que desperdicia la oportunidad que ofrecía su premisa, el protagonista puede hacer todo lo que desee, de ser tremendamente disparatada.

High Rise fue junto a Demon, The invitation y The Witch la mejor obra de la Muestra. Un exceso distópico retrofuturista, plagado de buenos actores, que agota y sacude de pura sobrecarga. Una maravilla visual y argumental plagada de extremos que (suponemos) hace buena la adaptación del relato de J.G Ballard.

Deja un comentario

POR FAVOR CONTESTA A LA OPERACIÓN CORRECTAMENTE *