CAPITANA MARVEL

¿Es incapaz Marvel de hacer una mala película? Vale que el molde industrial donde se cuecen todas las obras de la editorial del añorado Stan Lee se encuentra más que definido; y que cada vez cuesta más encontrar rasgos de (auténtica) personalidad tras las cámaras, pero los bastardos siempre son capaces de satisfacer nuestros más bajos instintos comiqueros.

No existe otra explicación para convertir un personaje de segunda (por mucho relieve actual que se le haya otorgado en el mundo de la grapa…teniendo siempre en mente la futura sinergia con el mundo cinematográfico) en uno de los estrenos más taquilleros de la historia, entregando otra notable (y ligera) película de orígenes que resulta tan insustancial como divertida.

Añadiendo futuras piezas claves del juego (el binomio Kree-Skrull), sorprende la importancia que le han dado al personaje, siempre de cara al futuro, y se agradece que Samuel L. Jackson pueda salirse de su encorsetado personaje. Brie Larson no podría estar más acertada y muchas de las intenciones del film pueden verse en la secuencia del Blockbuster, en la cual la capitana revienta la cabeza de una figura promocional de Schwarzenegger. Blanco y en botella ¿no?

Deja un comentario

POR FAVOR CONTESTA A LA OPERACIÓN CORRECTAMENTE *