CHEAP THRILLS

Hay un juego, más viejo que el propio mundo, conocido como ¿por cuanta pasta? Las reglas son muy sencillas: se requieren dos o más sujetos, una situación bochornoso-desagradabale-vejatoria en forma de reto y una cantidad de dinero a negociar. El sujeto 1 pregunta al resto, o a uno en concreto, por ejemplo ¿por cuanta pasta le harías un beso negro a Lena Dunham? Los resultados, siempre descacharrantes, os garantizan horas y horas de entretenimiento, al mismo tiempo que os permitirán conocer los límites morales (o simplemente de estómago) de vuestros más allegados.

En Cheap Thrills se pasa a la acción. Ya no hay preguntas; en su lugar hay un anfitrión con mucha panoja y dos pobres diablos con poco que perder y mucha guita por ganar. ¿Y cual es el resultado? Una excelente comedia negra, tremendamente adictiva por el morbo que genera en el espectador, ya que la platea quiere saber más, ver cuan lejos son capaces de llegar los protagonistas en la siguiente prueba.

He dicho que Cheap Thrills es una comedia negra, pero también es un film de terror:  su premisa resulta escalofriante por posible y es que, queridos amigos, somos escoria moral. Siempre lo hemos sido y siempre lo seremos, pero…¡divirtámonos por el camino demonios!

Deja un comentario

POR FAVOR CONTESTA A LA OPERACIÓN CORRECTAMENTE *