DOCTOR STRANGE

Con Doctor Strange Marvel comienza su publicitada incursión en el terreno de lo mágico y lo místico (algo no del todo cierto ya que Thor también picotea en parte de esa rama) y no podría haberlo hecho de mejor manera, ofreciendo un llamativo y entretenido más de lo mismo que encuentra en su potencia visual su principal virtud.

Doctor Strange hace alarde de una importante imaginación (el primer viaje del Doctor es extraordinario) y nos facilita entender porque el personaje siempre ha sido el favorito de los drogotas: ciertos pasajes del film son un deleite psicotrópico de muy señor mío.

A pesar de ser (otra) película de orígines, y adoptando el tono más ligero de Ant-Man, a la que resulta bastante superior, solo podemos vanagloriarnos de que Marvel Studios siga siendo como ese Big Mac que sabes que nunca te va a fallar. Y dios me libre de recomendaros echaros un canelo antes de entrar al cine.

Deja un comentario

POR FAVOR CONTESTA A LA OPERACIÓN CORRECTAMENTE *