EL HIJO

Es fácil imaginarse una sala llena de ejecutivos comprando El Hijo después de oír el pitch promocional: imaginad la misma historia de Superman, pero ahora el hijo de Krypton es un auténtico malnacido. Debieron tirar los fajos de billetes directamente a la cara del (ex) defenestrado James Gunn, aquí productor.

La principal virtud de El Hijo es como se mantiene fiel a su sencillo argumento (más premisa que otra cosa), respetando la lógica de la historia hasta las (evidentes) consecuencias finales. En otras palabras, no engaña a nadie, es fiel a si misma y va directa al grano, ofreciendo una revisión oscura de la tradicional historia de origen superheroico.

No hay que buscar grandes logros en lo que no deja de ser una serie B con ínfulas de buena taquilla, pero es digno de aplauso el abrazo al gore despendolado (dentro de unos limites) y la perversidad, moral y con bastante mala baba, que se deriva de muchas de sus situaciones, lo que hablando de cine comercial es todo un (pequeño) triunfo.

Deja un comentario

POR FAVOR CONTESTA A LA OPERACIÓN CORRECTAMENTE *