EL HOMBRE DE LOS PUÑOS HIERRO (2)

¿Cómo es posible que una película que tenga en su haber asiáticos con pelucón, pistolas-cuchillos, a Pam Grier, a un rapero karateka, a un luchador de pressing-catch que se convierte en oro, a fulanas, peleas, un Russell Crowe gordo como un trueno, más peleas y hasta pinceladas de gore, no sea la bomba? Pues que todo lo demás falle.

Primer error: dar la dirección a un inepto como RZA, que debería volver a los Wu-Tang o dedicarse a hacerle bandas sonoras a su coleguita Tarantino. Segundo error: creer que echar la tarde con Eli Hostel Roth, es suficiente para escribir un guión (y mira que no hacía falta mucho, pero que se yo, pegarle un par de reescrituras). Tercer error: jugar tu principal baza con el Quentin Tarantino presenta.

Es muy mala, pero no de forma irónica o voluntaria; es mala por que no quedaban más cojones (dicho mal y pronto). Sirve para pasar el rato, pero el resultado debería haber sido más satisfactorio y menos insultante y anodino. Y esta muy feo lo de prometer sexo y sangre, para ofrecer muy poco de lo primero y una chispita de lo segundo.

Deja un comentario

POR FAVOR CONTESTA A LA OPERACIÓN CORRECTAMENTE *