EN CAMPAÑA TODO VALE

Dos políticos imbéciles en una lucha encarnizada por conseguir el voto. No, no hablo de la situación política de España (que podría), sino de un duelo mucho más interesante. En el rincón derecho, con pelazo, Will Ferrell y en el rincón izquierdo, con unos kilos de más, Zach Galifianakis. El combate empieza y En campaña todo vale.

Jay Roach se acerca más al agente Austin Powers que al suegro De Niro y opta por la brocha gorda. No problemo. En el guión aparece un dueto ganador: Ferrell y Adam Mckay (atención, los responsable de El reportero: la leyenda de Ron Burgundy), por lo que las risotadas están garantizadas.

Si además aparece un cazafantasmas (Aykroyd) y un marciano (Lithgow), mucho mejor. Atención a la vis cómica de Dylan McDermott. Lo mejor: ver a los políticos como lo que son hoy en día: crápulas sin escrúpulos, sin dos dedos de frente y con muy poca vergüenza. Casi, casi cinema vérité.

Deja un comentario

POR FAVOR CONTESTA A LA OPERACIÓN CORRECTAMENTE *