FEEDBACK

El debut de Pedro C. Alonso ostenta, entre muchas virtudes, dos rotundos argumentos que elevan su obra por encima de la febril cosecha fantástica actual de nuestras fronteras. Por un lado, el entendimiento del film como un todo, en el que el escenario es parte imprescindible de la historia y no un elemento anecdótico o accesorio. La película tiene que desarrollarse en un estudio de radio y debe ser dentro de ese programa concreto. Una perfecta síntesis entre historia y espacio vaya.

En segundo lugar, y apoyado en el primer concepto, tenemos el uso que Alonso realiza de dicho enclave, jugando con él hasta la extenuación y exprimiéndolo al máximo, permitiéndose por el camino dejar secuencias de tremenda tensión y secos estallidos de violencia que, como la buena representación gráfica de la misma, incomodan al respetable.

Un magnífico trabajo de actores y un (par) de agradecidas lecturas morales, que juegan directamente con el espectador, permiten hacer la vista gorda frente a algún giro de guion previsible y algún cabo suelto. Es Feedback un thriller intensísimo, que, sorprendentemente, provoca que hables sobre él a la salida del cine. Visto lo visto, un acierto, como decíamos, rotundo.

Deja un comentario

POR FAVOR CONTESTA A LA OPERACIÓN CORRECTAMENTE *