INFIERNO BAJO EL AGUA

Hay que reconocerle a Alexandre Aja tener en su haber la mejor película de caníbales mutantes asesinos, la mejor película de pirañas asesinas y ahora, la mejor película de cocodrilos asesinos. ¡Si podríamos decir que hasta tiene la mejor obra sobre espejos asesinos! Poca broma.

A pesar de haberse estancado después del maravilloso remake de Las colinas tienes ojos, a años luz de la obra original, cada nueva propuesta del francés despierta interés y siempre otorga detalles jugosos para el aficionado. En este caso, la ausencia de sutilezas (a los 20 minutos ya ha aparecido el monstruo) y una nada disimulada brutalidad en cada uno de los ataques, aunque reduciendo el nivel de gore (sin renunciar a él), no vayamos a creer que esto es Alta Tensión.

Esta juguetona monster movie es un divertimento veraniego, que no se avergüenza de serlo en ningún momento; que abraza sus limitaciones (presupuestarias y de escenario) y les saca todo el rendimiento posible: puede gustar más o menos, pero resulta indudable que el film está excelentemente rodado, con un agradable aroma seventies.

Deja un comentario

POR FAVOR CONTESTA A LA OPERACIÓN CORRECTAMENTE *