IT

Siempre voy a defender It a capa y espada frente a las hordas de haters de click rápido y trolleo masivo. Tras dos pasos por butaca y más de medio mes desde su estreno, considero esta nueva versión del payaso bailarín una de las películas del año.

De primeras: It es una película de terror. Le pese a quien le pese. Sí, es cierto que existe un componente de aventura y uno aún más elevado de comedia, pero argumentar que esto no es una película de terror pura y dura me parece de chiste. Otra cosa es su capacidad para asustar.

Siendo sinceros It es un film para disfrutar y lograr algún escalofrío, pero es coherente con sus intenciones y su propia naturaleza, no esforzándose en ser la experiencia terrorífica definitiva. Culpa del público esperar otra cosa; aunque, de nuevo, considero injusto restar mérito al poder aterrador de Pennywise y menospreciar secuencias tan potentes como la primera aparición en el matadero o el tour de force de la casa.

Odiar productos tan bien hechos como el remake de It es como afirmar “el libro es mejor que la película”: tremendamente inútil.

Deja un comentario

POR FAVOR CONTESTA A LA OPERACIÓN CORRECTAMENTE *