LO QUE ESCONDE SILVER LAKE

¿Alguna vez has pensado como sería una película de Hitchcock pasada por el filtro de un director embriagado de referencias culturales postmodernas? ¿Cuál sería el rollo de un film de Lynch si este decidiera ser menos críptico y hubiera nacido millenial? Es posible que la respuesta a ambas preguntas se encuentre en la nueva obra de David Robert Mitchell tras la celebrada It Follows.

Under the silver lake tiene un protagonista tan pusilánime y crápula, que el misterio en el que se ve envuelto siempre nos parece cómico y surrealista. ¿Y qué hay detrás? Pues el discurso que soltaría tu amigo tabarras cuando se pone intenso con el tema de las conspiraciones que existen por todas partes (a la secuencia del compositor me remito).

Ciertamente fascinante en su conjunción de formas opuestas (la selección musical versus la banda sonora extradiegética) y tremendamente divertida de seguir, a pesar de su excesiva duración y gracias al trabajo de un Andrew Garfield convertido en un sosías de El Nota; este misterio debajo de Silver Lake es una gozada fílmica.

Deja un comentario

POR FAVOR CONTESTA A LA OPERACIÓN CORRECTAMENTE *