LOS VIGILANTES DE LA PLAYA

Pague mi entrada para ver Los vigilantes de la playa esperando ver una reimaginación que hiciera hincapié en los aspectos evidentemente chorras de un producto televisivo noventero imposible de ser tomado en serie. Una jugada similar a la llevada a cabo con el díptico Infiltrados en clase/universidad. Pues bien, la nueva película de La Roca me ha dejado con las ganas.

¿Por qué siguen empeñándose en la realización de comedias donde la acción es tomada en serio? De Noche Loca a Las apariencias engañan; los tiroteos, las peleas y las tramas de agentes/delitos incordian, molestan, distraen y lo peor de todo, se encuentran rodadas sin ningún tipo de brío. Es mejor tirar por el camino del exceso y mostrarlo todo de forma exagerada, dejando de lado el realismo. Dónde Superfumados triunfaba, el resto fracasa.

Y es lo que se echa en falta en estos Vigilantes, el riesgo de hacer una obra abiertamente paródico y absurda; no es baladí que los mejores momentos sean los más deliberadamente estúpidos (los chistes referenciales, la secuencia de la morgue) y que Zac Efron sea el más entonado del reparto, riéndose completamente de sí mismo. Cuando en tu película no funciona ni el gordito gracioso, lo estás haciendo de pena.

 

Deja un comentario

POR FAVOR CONTESTA A LA OPERACIÓN CORRECTAMENTE *