¡SHAZAM!

Contra todo pronóstico, resulta que ¡Shazam! es la mejor película del reciente universo cinematográfico DC; y lo que es aún mejor, contradiciendo además la imagen vendida en la campaña promocional, es un producto mucho menos blando e infantil de lo esperado.

No sé si será por tener detrás a David F. Sandberg (director de Nunca apagues la luz y Annabelle: creation), pero tanto el prólogo de la cinta como las secuencias relacionadas con los pecados capitales tienen un adorable sabor a fantástico ochentero; de esas que sacan nuestras sonrisas cómplices, al mismo tiempo que el infante que tenemos sentado al lado hace sus deposiciones en sus pequeños pantalones.

La naturalidad brilla por su ausencia (aquí se encuentra todo perfectamente medido y diseñado en laboratorio), pero se compensa con carisma y con una agradecida ligereza que deja a un lado los excesos que echaban por tierra los aciertos de Aquaman. Junto a Batman vs. Superman es lo mejor que ha parido DC, y no por casualidad, parece hecha por Marvel.

Deja un comentario

POR FAVOR CONTESTA A LA OPERACIÓN CORRECTAMENTE *