SI FUERA FACIL

Judd Apatow sigue siendo el rey. Aquí podría terminar mi comentario sobre su nueva obra Si fuera fácil (su título original This is 40 es mucho más acertado), especie de spin-off de Lío embarazoso, que recupera el matrimonio formado por Paul Rudd y Leslie Mann, para enfrentarlos a la crisis de los 40 en todos los ámbitos posibles (sexo, dinero, trabajo).

Olvidando la mayor carga dramática de, la siempre reivindicable, Hazme Reír, Apatow ofrece una obra más ligera, que se conforma con ser un (divertidísimo) reflejo del día a día de un matrimonio asqueado de ellos mismos. Que el 75% del cast principal sean familia del propio realizador (esposa y dos hijas) aumenta esa sensación de naturalidad, ese tono casual, al que hay que sumar los tradicionales toques de autor del director (cameos musicales, especial atención a la banda sonora, descuidada puesta en escena).

Diálogos con los que no puedes parar de reír y actores secundarios acertadísimos como Lena Dunham (una pena que no salga más),  Jason Segel, el descubrimiento de Chris O´Dowd o la enorme (en todos los sentidos) Melissa Mcarthy, hacen que no echemos de menos a Seth Rogen y compañía.

Una comedia (casi) perfecta, con un cast de 10 y con un guión descacharrante. This is 40 es una nueva obra maestra. Y por si fuera poco, el guarrete de Apatow pone a su mujer a sobarle las mameyas a Megan Fox.

Deja un comentario

POR FAVOR CONTESTA A LA OPERACIÓN CORRECTAMENTE *