SKYFALL

De igual modo que Casino Royale era un nuevo comienzo para el personaje de Bond, más cercano a la crudeza y el realismo de los Jason Bourne de turno, Skyfall es una reformulación de aquella, acercando el personaje a su esencia más clásica, coincidiendo con el 50 aniversario de la franquicia.

Más inglesa que un tea o´clock, con más sentido del humor y llena de guiños y referencias (personajes, situaciones,etc) para el aficionado a la mítica saga. Es cierto que se echa de menos la contundencia y espectacularidad de la entrega de Martin Campbell, pero Sam Mendes rueda con elegancia y clasicismo y se añaden matices a un Daniel Craig con arrugas en el rostro.

Lo mejor: un Bardem pletórico (que amalgama varios villanos y es claramente un malaje tipo Bond) y el final en el Skyfall del título. Dura 144 minutazos y aun así pasan volando. Por molar, molar hasta la canción de Adele.

Deja un comentario

POR FAVOR CONTESTA A LA OPERACIÓN CORRECTAMENTE *