SPIDER-MAN: UN NUEVO UNIVERSO

El discurso de mi boda giró en torno a Spider-man, por lo que huelga decir que la objetividad y la imparcialidad crítica poca cabida van a tener en esta reseña; pero es que también resulta indudable que Spider-Man: Un Nuevo Universo supone una de las propuestas más frescas e innovadoras que se han visto dentro del universo superheroico en años, al mismo tiempo que representa la traslación perfecta del lenguaje del cómic al medio cinematográfico.

Entrañable en todas sus vertientes y plagada de detalles freaks y homenajes, solamente cabe criticar una primera media hora más sosa y una muy discutible selección musical a una película, por otro lado, perfecta en contenido y forma. Una delicia fan que entra por los ojos y abruma los sentidos.

Es, posiblemente, la mejor película que haya en los cines estas navidades. Es la película que me ha hecho tragarme mis prejuicios contra la animación y es una experiencia que, ácido mediante, ríete tú de 2001: Una Odisea En El Espacio.

Deja un comentario

POR FAVOR CONTESTA A LA OPERACIÓN CORRECTAMENTE *