TORO

· Leave a comment

Toro intenta aunar dos conceptos tan alejados, en principio, como cool y cañí. Tal empresa, harto complicada sobre el papel, es salvada por Kike Maíllo con notable eficacia, a pesar de las (evidentes) fugas a obras de otros directores del

LOS ODIOSOS OCHO

· Leave a comment

Me ha costado superar Kill Bill 2. Y aún recuerdo como me tiraba de las melenas tras ver la broma (de mal gusto) llamada Death Proof; pero Tarantino ha ido conquistándome, de nuevo, poco a poco. Malditos Bastardos, allano el

DJANGO DESENCADENADO

· 3 Comments

Quentin Tarantino me cae mal. Me ocurre lo mismo con Santiago Segura, salvando las distancias. Uno pasó de ser un cinéfago de aupa  a un autor con ínfulas demasiado elevadas, y el otro de ser un freak a un vendido en