THE RITUAL

The Ritual no esconde su honestidad en ninguno de sus fotogramas. La pureza, como película de terror, que transmite la propuesta de David Bruckner es tremendamente agradecida y refrescante, especialmente en época de sabelotodos e irónicas vueltas de tuerca embelesadas en alardes meta que, desafortunadamente, casi nunca llevan a ningún lado.

Cuatro amigos, un viaje al bosque, un desencadenante traumático y el terror (corpóreo o sugerido), en ocasiones, son ingrediente suficiente para construir un relato que no ofrece ni un punto flojo en su devenir por senderos conocidos.

Debiendo bastante a La Bruja de Blair, pero yendo un paso más allá en la visualización del horror, poniéndole nombre y apellidos, esta aventura de colegas enfrentados a lo sobrenatural resulta sobresaliente en su simplicidad y en su enfoque directo y valiente. Todo un acierto y todo un logro.

Deja un comentario

POR FAVOR CONTESTA A LA OPERACIÓN CORRECTAMENTE *